Material ideal para la práctica de Snowboard

Actividades
March 13, 2019

Antes de iniciarnos en la práctica del snowboard debemos conocer qué material necesitamos para ello, esto va a depender del tipo de modalidad que deseemos practicar.

El elemento más característico, reconocible y diferente según la modalidad que realicemos es la tabla de snowboard. Para la práctica del freestyle, por ejemplo, se utilizan más pequeñas y anchas, puesto que son más maniobrables y permiten hacer saltos y giros con mucha más facilidad. En cambio, los freeriders utilizan tablas más polivalentes, que ofrecen más margen para practicar otras especialidades, mientras que el snowboard alpino requiere tablas más rígidas y estrechas, el equipo del Snowboarder se limita prácticamente a este elemento.

 

La ropa de snowboard debe ser amplia para tener libertad de movimientos, pero de igual manera la vestimenta debe garantizar la óptima protección del esquiador contra el frío, la lluvia y el viento. En este sentido, el uso de fibras resistentes a la abrasión, transpirables y con un alto poder aislante, como el Gore Tex ha supuesto un gran avance; hasta tal punto que este material se ha convertido en la segunda piel del esquiador. Así a la hora de vestirse, las diferentes capas deberán cumplir las siguientes características:

  • Primera Capa: una camiseta que estará en contacto directo con el cuerpo del esquiador. Deberá alejar la transpiración de la piel, manteniéndola seca y caliente. 
     
  • Segunda Capa: jerseys y forros polares, elaborados con fibras sintéticas derivadas del teflón expandido y del poliéster, que deberán poseer una gran capacidad aislante y termoreguladora. Esta prenda tiene que abrigarnos pero además debe seguir expulsando la humedad corporal al exterior. 
     
  • Tercera Capa: mono, pantalones y anorak; estas ropas suelen estar realizadas en diferentes capas que incorporan una membrana transpirable e impermeable. Debe resguardarnos perfectamente de las inclemencias meteorológicas.

Las protecciones son imprescindibles si queremos prevenir diferentes lesiones. El casco es súper importante ya que nos protege de cualquier lesión grave o incluso mortal en la cabeza. Igualmente las gafas son necesarias para evitar tanto el frío extremo en los ojos como para evitar problemas de visión por culpa de la nieve que salte a ellos, además, los rayos ultravioletas (U.V.) deterioran de manera irreversible tanto los ojos como la piel. Los problemas que generan pueden ser múltiples, desde irritaciones hasta la pérdida provisional de la visión, conocida como “la ceguera del esquiador”.

 

Importantes son también la culera, una especie de pantalón corto acolchado, y la espaldera, que protege la columna vertebral, con lo que minimizamos las posibilidades de sufrir cualquier tipo de lesión medular. Por otro lado, las rodilleras y las coderas son menos utilizadas en el snowboard porque limitan ciertos movimientos, pero son muy útiles para evitar posibles roturas.

De todos modos, el hecho de llevar todas las protecciones no debe hacernos pensar que somos inmunes a los accidentes y a las lesiones; el peligro siempre existe, por lo que la principal protección tiene que ser el sentido común, y no tratar de hacer cosas para las que no estamos preparados, o cuando las condiciones climatológicas no estén dadas.

LOS MÁS LEIDOS

CATEGORÍAS

TOP SKI RESORTS