¿QUIERES SER FELÍZ?…¡ESQUÍA!

Actividades
March 20, 2020

 

Es sabido que el ejercicio tiene grandes beneficios sobre nuestro estado mental y emocional, sin embargo, aunque conocemos la relación entre ejercicio y endorfinas, no sabemos si todas las actividades tienen igual impacto.

Según nos muestra la ciencia, no todas las actividades físicas tienen igual estímulo sobre la liberación de endorfinas, sino que en una investigación se comprobó que la liberación de estas hormonas que producen sensación de placer, felicidad y tienen un efecto analgésico natural, es mayor cuando el ejercicio es de alta intensidad y genera un aumento de ácido láctico en sangre.

Es decir, según este estudio, trabajar a alta intensidad genera mayor liberación de endorfinas y por lo tanto, mayor sensación de felicidad tras el esfuerzo, lo cual coincide con otra investigación en donde se comprueba que cuando el ritmo del ejercicio permite eliminar el ácido láctico producido por el esfuerzo, las endorfinas no se incrementan notablemente en el cuerpo.

 

Asimismo, se ha concluido en un estudio que la liberación de endorfinas es directamente proporcional al nivel del esfuerzo y a la duración del mismo, por lo que, si bien podemos sentirnos mejor tras un entrenamiento intenso y de corta duración, también podremos sentir felicidad si el esfuerzo fue de intensidad moderada pero de larga duración.

Con todo esto, podemos concluir que las actividades que nos hacen más felices son aquellas que generan estrés en el organismo, pues en respuesta a éste es que se liberan endorfinas, por eso, ejercicios de alta intensidad o de larga duración que incrementan la concentración de ácido láctico en el cuerpo son las que inducen una mejor sensación tras el esfuerzo consecuencia de una mayor producción de hormonas de la felicidad, como por ejemplo, esquiar.

Los beneficios de deportes como el esquí son numerosos, ya que conjugan ejercicio físico con descanso mental, una fórmula altamente eficaz a la hora de mejorar la salud. Tanto si se tiene experiencia en este deporte como si no, el esquí se presenta como una forma de mantenerse sanos y felices todo el año.

 

El primer efecto positivo que se experimenta al esquiar es la considerable mejora de la oxigenación de la sangre. Al tratarse de un deporte que se practica en montañas alejadas de la contaminación de las grandes ciudades, el aire es más puro, y eso repercute favorablemente mediante una mayor aportación de nutrientes al organismo. Una mejor oxigenación de la sangre permite aumentar el rendimiento físico, manteniendo a raya el cansancio y la desmotivación.

Otra ventaja que tiene practicar esquí es la mejora del sistema cardiovascular y la prevención de enfermedades cardíacas. Al tratarse de un ejercicio aeróbico, el gasto energético que se experimenta es alto, hecho que permite disminuir la grasa y, por lo tanto, el sobrepeso; así como reducir los altos niveles de colesterol. Según numerosos estudios especializados, la media de gasto energético oscila entre las 400 y 700 kilocalorías por hora de ejercicio realizado, dependiendo de la intensidad del mismo. Además, la naturaleza del ejercicio hace que tanto la respiración como la circulación sanguínea mejoren notablemente al poco de iniciarse en el deporte.

Por otro lado, también se mejora de la  condición física. Este progreso se percibe en la resistencia muscular, así como en un aumento de la capacidad de concentración y coordinación entre diferentes áreas musculares. Además, el equilibrio se ve gradualmente mejorado tras practicar este deporte.

 

Adicional a esto, podemos nombrar otros importantes y notables beneficios:

  • Desarrollo de la propiocepción, es decir, el sentido que da consciencia de la posición de la propia postura corporal con respecto al medio que nos rodea.
  • Favorece la lateralidad y la orientación espacio-temporal
  • Mejora la autoestima y el autoconcepto
  • Aumenta la propia autoconfianza.
  • Implica una superación personal conllevando un aumento del bienestar emocional y personal.
  • Es un buen relajante emocional y mental, ya que al practicarlo en un entorno que no es el habitual genera una total desconexión de la rutina diaria.
  • Ayuda a combatir el estrés y la ansiedad.
  • Ayuda a incorporar una serie de normas, hábitos y metodologías en el niño y adolescente permitiéndoles una mejor adaptación al entorno.

LOS MÁS LEIDOS

CATEGORÍAS

TOP SKI RESORTS